Validar sus Emociones

emociones-blog

Por: Carolina Hernández 

Un niño no se las sabe todas, sabe si acaso que tiene hambre o sueño. Y las mamás sabemos menos. Sin embargo, desde lo que intuimos, deberíamos ayudarles a entenderse. Lo que pasa es que nos cuesta entenderlos, y nos da rabia que quieran algo diferente a lo que nosotros teníamos en mente, o que nuestros días no cumplan la agenda porque el niño se demoró desayunando.

Seguir leyendo

Anuncios

Escrito a papá

Por: Andrea Milena Lasso Z.

Siempre leemos cosas hermosas dedicadas a las madres, nos encontramos con publicidad exaltando su gran labor y proclamando a gritos el amor que profesamos hacia ellas, y esto es algo que me hace realmente feliz porque soy madre y no hay nada mas bello que reconozcan lo que hacemos, pero ¿qué pasa con esa otra partecita de la vida de nuestros hijos y de nosotras como mamás? ¿Qué pasa con papá?

IMG_0703

Seguir leyendo

¿Abuela bloguera?

Por: Victoria Hinestroza – La mamá de Naty

Ya se llama así: BLOG, pero en la época en la que esperaba mi primera hija no había más opción que tener un cuadernito.
Mi emoción de ser mamá superaba lo que se “usaba”. Yo era la ÚNICA mamá del mundo y nadie JAMÁS había sido tan feliz. Creo que era mareadora con el tema y para desahogarme empecé a escribir.
mama y yoPasaron por esas hojas todas las emociones, expectativas, momentos de suprema felicidad (como la primera vez que con una corneta le oí el corazón) y hasta los miedos que invaden a veces la cabeza de una futura mamá! Pero ahí estaba mi cuaderno, mi secreto, al que le hacia las preguntas para darme yo misma las respuestas .
Nunca supe su sexo y eso me empeliculaba con las niñas y después con los niños, quería en el fondo de mi corazón tener una mujer, pero igual lo habría amado si hubiera sido un hombre.
Después de las citas con el ginecólogo, escribía llena de felicidad los progresos de mi embarazo, los regalos que me daban y la expectativa maravillosa que genera tener el primer nieto de las 2 familias. Seguir leyendo

En el mar la vida es mas sabrosa…… y con bebe mas!

agustinplaya

 

Por Ana Henao 

Cuando tienes a tu bebe en brazos no ves la hora de salir y hacer de todo. En mi caso mi gran pasión es viajar y cuando Agustin tenia 6 meses y todas las vacunas, hicimos nuestro primer viaje a la playa.
En esta semana de vacaciones en familia, me he dado cuenta que empezamos a disfrutar mas las cosas sencillas de la vida, como tocar la arena sin preocuparme por tener esta desde los pies hasta la cabeza y correr detrás de cada ola como si fuera la ultima con tal de sacarle una sonrisa.

El contacto con la naturaleza es la mejor oportunidad para despertar los 5 sentidos. Nada mejor que el olor del mar, respirar profundo y buscar un lugar calmado para recárgate de energía, sentir la textura de la arena haciendo castillos con tu bebe y volarte en la noche cuando el bebe duerme para escuchar la olas con tu amor.

Seguir leyendo

“La Señora con el bebé del casquito”

Por : Catalina Saldarriaga

Miguel Santiago nació y entendí que realmente los hijos vienen con el plan de enfrentarnos a todos nuestros miedos.  Por su gran tamaño, nunca pudo ponerse en posición adecuada para el parto, estaba bastante estrecho y sentado, de tal forma que era cesárea obligada.  Hice doce mil piruetas con esa descomunal barriga para que se volteara,  me metí 200 veces a YouTube a ver videos de señoras que puedo jurar que tienen que ser contorsionistas, se paraban de manos y lograban que su bebé girara,  y cargué con una culpa irracional porque la gente suele satanizar la cesárea y señalarte como la peor madre si tu hijo no nace por parto natural.

AntesDuranteDespuesPor lo mal posicionado que mi hijo venía en el vientre, no desarrolló uno de sus músculos del cuello, impidiéndole el movimiento  completo de su cabeza, permanecía acostado siempre para el mismo lado y se quejaba cuando tratábamos de voltearlo.

Seguir leyendo

Eres mamá de niños chiquitos cuando….

Little girl is dirty with chocolate. Funny face

por: Carolina Llinás

Un cliente de mi esposo vino a cenar y fue cuando se quedó mirando por un segundo un espacio en la pared del comedor que me di cuenta… es innegable la evidencia está ahí y me delata. Pasé la tarde limpiando la casa para tan esperada visita, organizando la sala, recogiendo juguetes del piso, poniendo la mesa, acostando niños temprano para que no desordenaran más de la cuenta y tratando de arreglarme un poco. Todo estaba listo y perfecto la música las flores, la cena, pero nada que hacer, ahí estaba la pared con unas tremendas manchas de mugre a las que yo ya me había acostumbrado.

Seguir leyendo