Escrito a papá

Por: Andrea Milena Lasso Z.

Siempre leemos cosas hermosas dedicadas a las madres, nos encontramos con publicidad exaltando su gran labor y proclamando a gritos el amor que profesamos hacia ellas, y esto es algo que me hace realmente feliz porque soy madre y no hay nada mas bello que reconozcan lo que hacemos, pero ¿qué pasa con esa otra partecita de la vida de nuestros hijos y de nosotras como mamás? ¿Qué pasa con papá?

IMG_0703

Se relega el significado de este ser muchas veces porque se generaliza, y hoy quiero hacer un reconocimiento especial y totalmente meritorio a todos los padres del mundo. Cuando has crecido sin la presencia de un padre, te cuesta entender muchas cosas, como una hija sale de la mano de su papá, como se memoriza una canción una niña de preescolar para cantarla orgullosamente sin cinco de afinación pero con 100% de orgullo y amor a su papa, momentos, infinidad de sentimientos y emociones, pero cuando se convive con un hombre que cumple ese papel a cabalidad le encuentras sentido a todo.

Cuando mis hijos dijeron PAPÁ por primera vez, el regocijo de mi pareja fue tal que llego a las lagrimas, allí entendí que el no es solo un espacio por cubrir en el nucleo familiar, es el parte activa de nuestra familia y sin el nada seria igual. (Obviamente admirando y respetando totalmente a las madres que cumplen los dos papeles, pero estos padres también merecen su reconocimiento.).

“Mi compañero de crianza”, así llamo a mi esposo, ese hombre que en mi embarazo estuvo ahí, que hablaba sin descanso a una barriguita ansiosa por conocerlo, que cantaba canciones, cosia vestidos, diseñaba corrales, martillaba carretillas, bordaba tendidos, siii ese es mi esposo, el padre de mis hijos. El hombre que luego de nacidos, trasnocho junto a mi, velando sus sueños, cuidando su respiración, acompañándome en las noches de dolor de las primeras tomadas de leche, el hombre que lucho en la clínica para que mi decisión de parto natural en su totalidad fuera respetada, el hombre que cuido mis hijos desde que salieron de mi vientre y que el dia que sentí que no podía mas producto de mi depresión postparto estuvo ahí al frente del cañon para recordame que no estaba sola; ese hombre se gano el titulo de PADRE con honores.

Ese hombre, que me acompaño a los controles, que en las noches de enfermedad, estuvo ahí, poniendo sobre la frente de sus hijos pañitos de agua, con quien llevamos al hijo mayor al colegio por primera vez y quien lloro mas que yo, el hombre que ha estado cuando yo salgo de mis casillas y ha sido el polo a tierra que me ha dicho “Recuerda, ellos merecen respeto” ese hombre se ha ganado a pulso el titulo y merece que lo reconozca como 100% de mi proceso de crianza.

¿Saben? Ser papá no es fácil, en una sociedad en que no se reconoce este papel con el merito que merece, en una sociedad en la que a los hombres no se les permite llorar, expresar; en que los sentimentalismos delatan la parte femenina y delicada, y aun asi hay hombres que asumen el papel con toda la integridad del caso y nos acompañan en este camino, tomandonos de la mano cuando desfallecemos y levantando nuestros hijos cuando caen.

Así como para las mujeres cambiar nuestros patrones de crianza y asumir que los niños de ahora son diferentes y merecen patrones diferentes de crianza, aun cuando nos criaron con un chip diferente, para ellos también lo es y en un grado mayor, porque el machismo forma parte de la cultura de generaciones pasadas, pero aun asi hay hombres admirables que entregan su vida por sus hijos, que dejaron atrás las nalgadas y aquello de UN HOMBRE NO LLORA, por palabras de amor, por abrazos, por caricias, por consejos, y por lagrimas cuando es necesario.

Esos hombres que han estado ahí en esas noches que sentimos que no damos mas, cansados de trabajar pero conscientes que nuestro trabajo en casa es fuerte y que una mano nunca esta de mas, hombres dispuestos a dejar todo por una sonrisa de sus hijos, hombres fuertes, decididos, con coraje, hombres que se merecen ser llamados PAPA a gritos por sus hijos en un parque, hombres que no se avergüenzan de cambiar un pañal en un centro comercial, hombres que han guiado, acompañado y respetado el crecimiento de sus hijos, ¡¡¡esos son los PADRES DE VERDAD!!!

Padres que apoyan 100% las decisiones frente a temas tan relevantes y de vínculos tan grandes entre madre e hijo como la lactancia, que deciden que es un proceso físico de dos pero emocional de tres, esos padres son los que se merecen menciones totales.

El tiempo pasara y seguramente en unos años esos mismos padres serán los que respeten las decisiones de sus hijos, porque estarán satisfechos con las bases de independencia, de seguridad, de capacidad para decidir que sembraron con su ejemplo y no solo con palabras en sus retoños; el hombre que vive su presente con su hijo, sin duda esta formando al hombre exitoso del mañana.

Inicia Junio, Mes del Padre y a nombre de las madres y compañeras del mundo quiero agradecer inmensamente a todos los hombres que nos acompañan en este proceso de la maternidad, porque sin ustedes sin duda alguna todo seria mas difícil, gracias por entendernos, por acompañarnos, en muchos momentos por soportarnos, por respetarnos, por aprender cada dia a ser mejores, por aceptar los cambios que implica un hijo pero ante todo por creer en nosotras como dadoras de vida y en nuestros retoños!!¡¡Sin ustedes seguramente no sería igual!!

FELIZ DÍA PAPÁS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s